HD Joven: La caída del joven orador

Día 5 de diciembre, 24:00 horas. Tras la noche de la comunicación del resultado del famoso referéndum, Renzi ha anunciado su dimisión como Primer Ministro de la República Italiana. Se acaba así “el gobierno de los 1000 días”, como ya lo llaman aquí en Italia.

Un gobierno que ciertamente no parece que dé para mucho, pero que ha sido uno de los más largos de toda la historia de nuestra República, que comenzó el 2 junio de 1946. Lo sé, es increíble. No es casualidad que nosotros, los italianos, solamos decir que siempre estamos en campaña electoral. Y es que ya hemos tenido 63 gobiernos en sólo 70 años de vida.

La realidad es que, en términos generales, se percibe un profundo desdén (incluso animadversión) por los políticos y por eso siempre deseamos que cambie el partido del Gobierno, en algo nuevo que verdaderamente tenga la fuerza suficiente como para terminar con la inmovilidad política de nuestro país. Gracias al buen manejo de las redes sociales, a su astuta manera de relacionarse con el público e incluso a su propia edad (no olvidemos que Renzi es el Primer Ministro más joven de la historia de la República), nuestro recientemente dimitido Primer Ministro realmente había conseguido convertirse en algo distinto. El problema es que su plan era demasiado ambicioso.

En el referéndum del 4 de diciembre, yo he votado SÍ, como el 40% de los que votaron aquel día, que alcanza a un 69% de los italianos en total. La participación y el interés por el asunto ha sido, por tanto, muy alto, teniendo además en cuenta que ya estamos hartos de ir a las urnas. Mi compañero y amigo, editor de esta sección HD Joven, me ha informado no obstante que también los españoles han conocido de cerca ese sentimiento, al menos durante este año, de modo que seguramente saben a lo que refiero.

En nuestro caso, aunque se refería a la reforma de una única norma, la Constitución (o quizás precisamente por eso), se votaban muchos temas; el objetivo era modificar nada menos que 29 artículos, lo que equivale a una quinta parte del articulado de la misma. Una de las reformas más importantes se refería a transformación del sistema bicameral de la República y de todo el aparato legislativo diseñado para la aprobación de las leyes, aunque por algunas se pretendía conservar el mismo sistema, con el objeto de disminuir el número de parlamentarios, así como modificar la forma de elección de algunos de estos representantes. Otras consistían en rediseñar el sistema de competencias entre el Estado y las regiones; en eliminar instituciones como el Consiglio Nazionale dell’Economia e del Lavoro (CNEL), un órgano nacional de carácter laboral; en modificar los requisitos necesarios para la iniciativa legislativa popular, en especial en lo que al número de personas necesarias se refiere; etcétera. Como ven, el asunto entraña una especial relevancia… y complejidad.

De un lado, pienso que no me equivoco al afirmar que muchos italianos estaban de acuerdo con las reformas o, al menos, con iniciar un debate público y parlamentario al respecto; reducir los gastos de las Instituciones ha sido un objetivo central de muchos gobiernos y un recurso muy utilizado por el partido Movimiento 5 Estrellas, principal partido de la oposición, a fin de obtener apoyos electorales. El CNEL y los poderes de las provincias ya están cambiando, de hecho, y creo que muchas aspectos de esta reforma probablemente se abordarán en un futuro próximo.

El caso es que Renzi había ofrecido una gran oportunidad de cambiar el país, pero ha confiado demasiado en sí mismo. Gracias a su liderazgo, su partido ganó las elecciones generales de Italia con nada menos que un 40% de los votos hace tan sólo dos años. Y, de pronto, todo es historia. Justo es decir que, poco a poco, mucha gente se había alejado ya de su figura, especialmente al comprobar que su programa político inicial no coincidía con los planes de su Gobierno. Pero, en definitiva, tanto de su triunfo, como, lo que es más triste, de su derrota sólo él ha sido culpable. Ha quedado apartado de los colaboradores con los cuales terminó el texto de la reforma, como Berlusconi y su partido, alejado de una minoría interna en su propio partido y criticado de manera muy dura y provechosa por el partido Movimiento 5 Estrellas.

Renzi mintió y omitió muchos elementos durante su campaña electoral, lo que a poco a poco la gente ha ido descubriendo, y además ha impulsado una reforma de las cámaras, a través de la reforma de buena parte de la Constitución. Pero, sobre todo, ha tratado de debilitar la democracia, limitando a la gente la posibilidad de elegir a sus propios representantes y restringiendo la posibilidad de impulsar iniciativas legislativas populares. También ha intentado eliminar la responsabilidad de las regiones, lo que, en un Estado donde la gente no tiene confianza en el gobierno central, ha sido un grande error. No es casualidad que Lega Nord, un partido de extrema derecha, esté ganando apoyos a través de la propuesta de constituir un federalismo fiscal.

¿Y ahora qué? Ahora, Italia será gobernada por un “gobierno técnico” hasta las próximas elecciones. El Movimiento 5 Estrellas es el segundo partido en las urnas, y con muchos apoyos, pero, a mi juicio, no tienen la capacidad real de gobernar un país. Hablando con un ex-miembro de este partido en un viaje en coche, él mismo me confesó que, al final, ser la principal fuerza política de la oposición era casi más conveniente para ellos. Supongo que es sólo una opinión. Supongo también que dejar el país en las manos de partidos extremistas de la derecha tampoco es lo que más conviene a Italia.

En mi opinión, Italia ha perdido una gran ocasión para renovarse, en una ley que de todas formas tiene que ser reformada. Pero, sobre todo, ha perdido una gran oportunidad de conseguir la estabilidad interna e internacional que el país necesita. En toda mi vida, no puedo recordar un Primer Ministro que tuviera en Italia un apoyo tan alto y una credibilidad tan fuerte de cara al exterior.

Como en las elecciones anteriores, Renzi ha creído que, mezclando la propuesta del referéndum con su persona, conseguiría obtener más apoyos. Pero ha sido un error y una irresponsabilidad, porque la ley sigue aún muy lejos de ser perfecta e Italia necesitaba ahora un Primer Ministro como él. Un error que ha supuesto un gran daño para Italia y para Europa en general, que pierden a un representante que habría podido ser mucho más protagonista.

En fin, espero que el próximo gobierno tenga por lo menos las mismas ganas de renovar el sistema de este país, que claramente no funciona…

5 comentarios
  1. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Llama la atención que la actual UE, esté reñida con los resultados de los referendos.

    La cosa arranca en el 2005 con las negativas de los ciudadanos Franceses y Holandeses a la propuesta de constitución de la UE. Seguimos con el Brexit y ahora con el no Italiano a cambiarles la constitución por la puerta trasera en otro mangoneo al uso como el que nosotros ya conocemos sobre la prelación de acreedores ante el Estado. Bochornoso.

    En cada ocasión la UE hace todo lo posible por hacer caso omiso de los resultados, hasta ahora con éxito, y destrozar las pocas barreras realmente democráticas que protegen a las ciudadanías de Europa de sus cacicadas.

    La guinda la pone Juncker diciendo, más o menos, que paren ya los gobiernos de consultarnos porque si lo siguen haciendo…………. «se nos van a largar»

    Y nos quedamos tan anchos, cuando realmente habría que pagar para librarnos de esta gente que nos esquilma, nos extrae hasta la última gota, nos mete en guerras de cipayos nos hace pagar sus efectos y no saben si van o vienen pero se echan a temblar en coyunturas como la actual en las que parece que el nuevo amo de Europa les va a cambiar las órdenes..
    Desde luego para la mayoría de nosotros no trabajan.

    Deberíamos tomar nota de la franqueza de Junker para que nunca más se pretenda decir que Europa es democrática. No lo es y cada vez menos. Se comporta como una colonia que obedece fielmente a los Obamas del mundo y tiene miedo de no ser capaz de servir igualmente al nuevo emperador que podría dejarlos a la altura del betún.

    Estoy comenzando a preguntarme qué parte de nuestros liderazgos no está a sueldo del Imperio. Es tremendo.

    Saludos

    PD. También es verdad que gracias a los planes y métodos de des-educación ideados por la clase política que rige los votantes no nos encontramos en la mejor de las condiciones para decidir con conocimiento de causa.

    Miren lo que circula por la red sobre un libro de texto del sistema escolar español actual.
    Libro de 4º de la ESO de ed. Edebe. Lengua y Literatura española conocida en la península por castellano. «1923»: Texto escolar «Sube al poder José Antonio Primo de Rivera tras un golpe militar e impone una dictadura» (Foto del libro y de José Antonio incluidas)

    • G.P.
      G.P. Dice:

      «PD. También es verdad que gracias a los planes y métodos de des-educación ideados por la clase política que rige los votante»

      Eso de confundir los «Primos» no es más que una tontería comparado con otras cosas. No creo que haya malicia ni ignorancia, sino un lapsus de a saber quién. Hay cosas más enjundiosas. Y más graves. Por ejemplo:

      Desde que terminé el BUP a principios de los 80, hasta ahora (como he podido comprobar en los libros de Historia de mis hijos), la historia de España en América siempre se cuenta así:

      De todo el periodo histórico que va desde las apabullantes victorias militares de nuestros heróicos conquistadores contra pueblos todavía en el paleoítico, hasta la guerra de Cuba del 98…. NADA.

      NI UNA PALARA.

      Siglos enteros borrados de nuestra Historia. Un buen puñado de países aparecen en nuestros mapas como las setas: de la nada. Uno de los personajes más importantes de nuestra historia (y de la Historia de la Humanidad) y ni se le nombra. Pregunten, pregunten por ahí… ¿Simón Boli… qué? ¿el chavista…?

      Ahí hay malicia sin duda. Pero ¿por qué? ¿Será porque ser independentista está feo? ¿Porque la indisoluble patria lleva disolviéndose siglos? ¿Cuánta gente sabe que Guinea era una PROVINCIA de España que se «disolvió» en los 50? ¿Cuántos de nuestros jóvenes saben que el Sáhara era una PROVINCIA de España y que se «disolvió» en el 75?

      (¿No había una vieja película que se llamaba igual? «El indisoluble país menguante»… o algo así…)

  2. Colapso2015
    Colapso2015 Dice:

    55% de los escaños con más de (casualmente) 40% de los votos. ¿Quién da la mayoría? El Estado, es decir, el monopolio de la violencia.
    ¿Es esto democrático? No.
    ¿Es prudente? No.

    Todas las reformas han sido apoyadas por los políticos, que tal como podemos observar en los resultados NO SON representantes (como en España).

    Con mucho atino han votado NO en esta oportunidad. Si no hubieran preguntado lo «democrático» sería lo contrario (demagogia de representación).

  3. Manu Oquendo
    Manu Oquendo Dice:

    Y ya, si hablamos del emperador aún vigente, vean la joya que promulga:
    Exención temporal de las restricciones para suministrar a los «foreign fighters….» que puedan estar apoyando las operaciones especiales USA en Siria para «combatir el terrorismo».

    ¿Recuerdan el double talk Orwelliano?

    Ante tamaña procacidad ¿qué podemos hacer para preservar no solo la salud mental sino una mínima sensación de decencia?

    Mientras tanto, nuestras ONG’s sobre el terreno, debidamente financiadas y operando solo en el lado de los terroristas y agentes del imperio cantan a coro y callan porque………………….. «business is business».

    https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/12/08/presidential-determination-and-waiver-pursuant-section-2249a-title-10

    Premio Nobel de la Paz. Se entiende que Bob Dylan ni se acerque a recogerlo.
    ¿Qué podemos esperar de sus mandos intermedios en Europa haciendo mérito?
    A ver cómo se lo explicamos a hijos y nietos.

    Conclusión: La de Bertolt Brecht en 1952: «El Gobernador ya no confía en el Pueblo y procede………….cambiar de Pueblo».

    Vamos a tener que emitir Nuevas Órdenes: «El referéndum Italiano será el último en mucho tiempo y su primer ministro al calabozo, no por malo, que también, sino por lelo».

    A todo esto, la clase media trabajadora, que está siendo diezmada, pensando en cómo arreglar «los detalles».

    Buenos días

  4. G.P.
    G.P. Dice:

    No se preocupe Sr Matteoda: viven ustedes (como nosotros) en una «democracia». ¡Gobierna el Pueblo!

    Así que seguro que en las próximas elecciones sale unos hombres buenos que arreglarán el país. Esta vez sí. Seguro. Sin ninguna duda. Bueno… y si no fuera así saldrán en las siguientes elecciones. Hombres buenos. Arreglarán el país. Fijo que sí. Seguro. Y si es que no, no pasa nada. ¡Vivimos en una democracia! Volveremos a votar para que esa vez sí, salgan unos hombres buenos que…

    https://sistemaencrisis.es/2016/02/13/no-vivimos-en-democracia/

Los comentarios están desactivados.