RTVE: Por unos medios públicos al servicio de un Estado del siglo XXI

Hace unos días, durante la emisión del programa «La Sexta Columna», Rafael Ansón, nombrado director general de radiodifusión y televisión (1976-77) por Adolfo Suárez, reconocía, entre risas, que en aquella campaña trabajó desde la televisión y radio públicas del estado a favor de su amigo, mentor político y  presidente predemocrático del gobierno de España. Confirmó la nula independencia de su gestión y como la utilización de los medios públicos fue fundamental para el éxito del candidato. Adolfo Suárez también había sido, antes de la muerte de Francisco Franco, director general de radiodifusión y televisión (1969-1973).

Es muy importante recordar en este punto que aquellas primeras elecciones democráticas desde la Segunda República, lo fueron constituyentes, es decir, las que redactaron la Constitución  que posteriormente fue aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978. Durante la negociación de la nueva constitución y su posterior campaña para el voto, el director general del organismo autónomo rtve fue Rafael Arias Salgado, también nombrado directamente por el presidente.

 

Suárez bajo la marca UCD ganó aquellas elecciones. UCD obtuvo 165 diputados (34,44%) con 6.310.391 votantes y seguido, a continuación, del PSOE de Felipe González que consiguió 118 escaños (29,32%) con 5.378.166 votantes. Adolfo Suárez, por tanto, arrasó en esas elecciones en número de diputados, aunque no tanto en votos, pues se quedó a solo 11 diputados de la mayoría absoluta con apenas un millón de diferencia con el PSOE. Aquellas elecciones marcaron la historia de los siguientes años de nuestra historia.
40 años más tarde, el actual presidente de rtve, José Antonio Sánchez (2014-2017) fue elegido, a propuesta del PP y ratificado por mayoría absoluta del Congreso solo con los votos del PP. Ha reconocido públicamente que es votante de este partido lo cual en sí mismo no tiene porqué ser un problema para su desempeño. También ha reconocido ser católico, apostólico y romano, lo cual tampoco es un problema, a priori, para llevar a cabo un buen desempeño. El problema surge cuando su gestión favorece al partido al que vota y que le ha elegido para el puesto o perjudica a aquellos que no profesan su misma fe. El cuestionamiento sería igual si el presidente fuera otra persona de otro partido político o confesión religiosa y manejara rtve en beneficio de aquel o en perjuicio de los otros que no pensaran como ella o él.

 

Para que esto fuera posible, dos años antes, en 2012, el gobierno había aprobado por el procedimiento de urgencia un Real Decreto Ley que modificaba el método de elección que hasta entonces y desde 2007 exigía una mayoría reforzada de 2/3. Por cierto, el recurso de inconstitucionalidad sobre dicha reforma de urgencia aún no ha sido resulto por el Tribunal Constitucional cinco años más tarde.

Este preámbulo pretende comparar dos situaciones que se han producido con 40 años de diferencia e intenta explicar lo que durante esos 40 años ha ocurrido en rtve.
Salvo en el denominado periodo de consenso (2007-2011), cuando los presidentes de rtve, Luis Fernández (2007-2009) y Alberto Oliart (2009-2011) fueron elegidos por consenso de la mayoría cualificada holgada de las Cámaras, el sometimiento de rtve, tanto durante la dictadura de Franco, como durante los sucesivos gobiernos democráticos de España, dirigidos por los partidos UCD, PSOE y PP, estos dos últimos sucediéndose en diferentes periodos, ha estado sometida a los intereses del gobierno de turno y no a los de la generalidad de la sociedad, del Estado, de una ciudadanía sin partidos como apellido, sin religiones como nombre e inerme ante lo que sucedía delante de sus ojos y oídos.

Radio Nacional de España nació durante la Guerra Civil, Televisión Española en 1956 durante la dictadura y rtve.es en 2008. La dos primeras como maquinarias propagandísticas de una dictadura y la última del grupo, rtve.es, nació libre de pecado original, en un periodo plenamente democrático de España y la Corporación.

 

Hasta aquí la historia, que siempre debemos recordar para no volver a cometer los mismos errores.

El 22 de junio de 2017 comienza un presente de esperanza. El Congreso de los Diputados, por unanimidad, decidió modificar el sistema de elección de los máximos órganos de gestión de rtve; su presidente y consejo de administración, serán elegidos por concurso público en un horizonte de 90 días. Nuestros representantes han dado un ejemplo de responsabilidad y generosidad democrática inéditos en los últimos años, al conseguir este consenso que llevará a rtve a un modelo de independencia, prácticamente inédita en nuestro país.

 

Si el procedimiento que se apruebe lo es con la celeridad requerida, es transparente, es plenamente democrático y se ejecuta con esos mismos principios, pondremos la primera piedra para construir una rtve completamente democrática, al servicio de todas y todos los ciudadanos y no sólo de parte de ellos. De alguna manera, esta primera piedra lo será también de un Estado más democrático, moderno, europeo, participativo, transparente y respetuoso con la pluralidad, complejidad y diversidad de nuestra sociedad.

 

Desde aquí mi felicitación a todos los grupos parlamentarios y a los propios diputados por estar a la altura de lo que los ciudadanos esperamos de ellos. También mi felicitación a la sociedad civil que ha conseguido presionar para que esto llegase a buen puerto. Y sobre todo a mis compañeros, las trabajadoras y trabajadores, mandos intermedios y directivos de rtve, que de forma estoica pero no pasiva, han aguantado y aún aguantan esta situación.

Este paso era absolutamente necesario pero no es suficiente para construir esos nuevos medios públicos. Un proyecto estratégico a largo plazo, con un contrato programa y mandato marco que concrete lo que queremos que sean esos medios a partir de ahora; una suficiencia y estabilidad presupuestarias que permitan el cumplimiento de aquellos y una estabilidad en los equipos directivos que los ejecuten, serán condiciones indispensables para conseguir ese objetivo. Una solicitud rtve no puede pertenecer a una Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI), rtve, como la BBC, debe depender del parlamento que ejercerá el control sobre ella y en sus cuestiones procedimentales y orgánicas del Ministerio de Educación Cultura y Deportes

Por encima de todos estos requisitos, uno es absolutamente necesario, el mantenimiento de la voluntad política que ha permitido llegar al acuerdo del 22 de junio de 2017 y que consistirá en respetar la independencia de los máximos órganos de gestión de rtve, eliminando cualquier intento por parte del poder político y de cualquier otro, de volver a utilizar rtve en beneficio propio y por tanto contra el interés del resto.

Apunten la fecha, la recordaremos mucho en el futuro, el 22 de junio de 2017 nació después de un intento anterior frustrado (2007-20011), la rtve del siglo XXI.
Felicitemos a sus progenitores y al resto de la familia, todas y todos los españoles.

rtve resistió, rtve resiste, rtve, resistirá

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *