Transparencia: El rector plagiador sigue dirigiendo proyectos de investigación

Todos recordarán la investigación por un delito contra la propiedad intelectual del exrector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez Bilbao. El antiguo rector (2013-2017) se convirtió en una figura mediática, no solo por haberse agenciado, casi íntegramente, un libro del catedrático Miguel Ángel Aparicio, sino por plagiar hasta a su propio padre, entre otros más de 15 autores. 

Tras la demanda ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid, presentada en mayo de 2017, el Juzgado de Instrucción número 35 abrió diligencias contra él. Esto no provocó la dimisión inmediata del investigado, sino el adelantamiento de las elecciones del rectorado a las que evitó presentarse. Sin embargo, un año más tarde (2018) Fernando volvió a ser llamado a declarar por su presunta implicación en las irregularidades en el máster de Derecho Autonómico de la URJC cursado por Pablo Casado y Cristina Cifuentes. 

Dos años más tarde del inicio del escándalo, la Fundación Hay Derecho ha querido preguntar por la situación académica actual del exrector, y en particular, si forma parte de algún tribunal de tesis. El Portal de Transparencia ha contestado a esta petición alegando que toda la información del profesorado se encuentra en la página web de la Universidad, y un enlace al perfil del exrector.  

Solo hace falta echar un vistazo para comprobar que Fernando Suarez sigue con su labor investigadora y docente. Trabaja como docente en catorce asignaturas del curso actual y aparece como investigador principal en proyectos que tienen fecha de 2019. No parece por tanto que sus problemas de plagio ni los procedimientos pendientes le hayan afectado en absoluto a la hora de conseguir proyectos de investigación, lo que parece un tanto sorprendente Además resulta que Fernando Suarez sigue, a día de hoy, dirigiendo las tesis de alumnos de la Universidad como se puede ver aquí.  

Sinceramente, nos preguntamos si es razonable que un escándalo de plagio del Rector de una Universidad pública no debería llevar algún tipo de consecuencias para el implicado al menos en lo que se refiere a su labor investigadora. ¿De verdad puede ser investigador principal en un proyecto alguien que ha plagiado? ¿Qué tipo de ejemplo puede dar a sus compañeros investigadores? ¿Y a los alumnos? Si este tipo de conductas no tienen al menos un coste reputacional debemos preguntarnos por los modelos académicos que se le estamos proponiendo a nuestra sociedad. 

 

Otros posts relacionados con este tema:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *