Balance de la gestión del CGPJ

ATENCIÓN: había un error en el correo proporcionado hasta ahora, ya corregido. El correcto es: pcijud@gmail.com

 

“Peor que hoy, mejor que mañana” es el implacable veredicto de condena que muchos juristas aplican a los sucesivos mandatos del Consejo General del Poder Judicial, cuya gestión habría ido degenerando del mal en peor. Politización, vasallaje a la política, intercambio de cromos, arbitrariedad y clientelismo son algunas de las acusaciones más recurrentes.

¿Son justas tan graves acusaciones?

El 27 de octubre a las 19:00 analizaremos dichas cuestiones en un coloquio organizado entre la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial y la Fundación “Hay Derecho” con la máxima ecuanimidad y rigor, sin amor ni odio, guiados exclusivamente por la razón jurídica.

Para inscribirse, por favor, escriba un correo a pcijud@gmail.com indicando su nombre y apellidos. En ese momento puede hacernos llegar alguna pregunta breve sobre la cuestión para alguno de los ponentes. En unos días, les haremos llegar el enlace a Zoom, donde podrán realizar preguntas en directo, aunque también podrán seguir el coloquio a través de la cuenta de Youtube de Hay Derecho, disponible aquí. 

0 comentarios
  1. Rafael
    Rafael Dice:

    Este es el gran problema de este País , que todos los llamados políticos se montan sus empresas y negocios con las empresas públicas y con el dinero público de la ciudadanía . Esta es la España del descontrol , de la corrupcion , de la picaresca, en definitiva del desgobierno de la nación pero como dice el dicho popular cada uno tiene lo que se merece, en el 2007 un equipo de libre pensadores instituimos el Pdve.es y durante meses hicimos cientos de consultas a cerca de 1000 ciudadanas y ciudadanos y de los resultados se decidió no salir a la palestra y los tiempos nos han dado la razón. De los 450.000 políticos sobran más de la mitad y con los miles de millones que cobran y se apalanquen se podrían pagar las pensiones y otros asuntos de masiva prioridad, dependencia,salud, educación etc etc pero esto es lo que hay, nuestro programa de nación política se basaba en aquel dicho del mayo del 68 francés ¿La imaginación al poder ?

    Responder
  2. Poli Valente
    Poli Valente Dice:

    Es difícil describirlo mejor. Sería interesante que el dedómetro se fijara también en Paradores, otro de esos maravillosos tronos con el que retribuir los servicios prestados.

    Responder
  3. O'farrill
    O'farrill Dice:

    El «Dedómetro» por desgracia no es puntual, sino que existe desde que alguien se sintió ungido por el poder para su ejercicio. Las instituciones son simples premios para los «nuestros» y una forma de «fidelizar» votos. Si tenemos en cuenta la cifra citada de casi medio millón de personas viviendo «de» la política (son contar el mundo subvencionado) , podemos comprender perfectamente que, como dijo ya Trevijano, la corrupción sea sistémica y se traslade a la mayor parte de la sociedad de donde saltará y contaminará al resto.
    Creo que no se trata de hacer reformas puntuales (que también) sino de enfocar el problema con valentía en sus raíces. Un saludo.

    Responder
  4. Roberto Mazorriaga Las Hayas
    Roberto Mazorriaga Las Hayas Dice:

    O Red Eléctrica Española o tantos otros… y las puertas giratorias (ventiladores) en empresas reguladas.

    Cuando una sociedad y sus «medios de información» toleran la no-separación de poderes, la sumisión de la Fiscalía al gobierno de turno, el control del Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y de todos los puestos relevantes por los partidos políticos vía CGPJ o la existencia de leyes como la de «violencia de genero» , y tantísimas cosas más; lo de Correos es otra anécdota más.

    Y luego, para más inri critican la «corrupción» en el franquismo. Con dos webs. Surrealismo, Dadaísmo, Lo Siguiente… España.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *