Entradas de] Luis Enrique García Delgado

La acción popular y los partidos políticos: una propuesta de regulación

Si hay una peculiaridad de nuestro sistema procesal penal en relación con los países de nuestro entorno inmediato es la propia existencia de la acción popular. Solo en España tiene legitimación para constituirse en acusación, aparte del Ministerio Fiscal y de la víctima del delito, la ciudadanía en general, sin ser perjudicados u ofendidos por la comisión del mismo. Este derecho, que hunde sus raíces en Roma (actio quivis de pópulo), fue reconocido por el legislador liberal, primero en la Ley Provisional de Enjuiciamiento Criminal de 1872 y luego en la posterior Ley de 1882, cuya vigencia llega hasta nuestros días (actuales arts. 101 y 270 LECrim). Finalmente, por el constituyente de 1978 en su artículo 125 de la Constitución Española, permitiendo su presencia «en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine». La razón que tuvo el legislador decimonónico para consagrar en nuestro derecho esta originalidad era obvia: posibilitar a cualquier ciudadano ejercer la acción penal ante la sospecha de que el Ministerio Fiscal se mostrara reticente a hacerlo tras la noticia de la comisión de un posible delito. Con ello se conseguía una eficaz tutela de los bienes jurídicos más valiosos (los protegidos […]