Ley Ordinaria

Copy the following HTML iframe code to your website:

La Fundación Hay Derecho está creando un video diccionario de términos jurídicos. Para consultar todas las entradas publicadas, pinche AQUÍ.

La Ley Ordinaria puede definirse como instrumento del que disponen las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado) para desempeñar su función legislativa en aquellas materias que no se reservan a Ley Orgánica.

El artículo 81 de la Constitución reserva a Ley Orgánica: (i) las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, (ii) las que aprueben los Estatutos de Autonomía y (iii) el régimen electoral general y (iv) las demás previstas en la Constitución (por ejemplo, estados de alarma, excepción y sitio)

En cuanto a su elaboración, las Leyes Ordinarias se aprueban por mayoría simple (es suficiente con que haya más “síes” que “noes”, sin que se tenga en cuenta el número total de votantes) y conforme al procedimiento legislativo ordinario (arts. 87 a 92 CE, Reglamento del Congreso y Reglamento del Senado).

En el sistema de fuentes, se encuentra, jerárquicamente, a la misma altura que la ley orgánica, como ha establecido el Tribunal Constitucional, de tal forma que la relación entre uno y otro instrumento viene dada únicamente por las materias que se reservan a las leyes orgánicas en virtud del artículo 81.1 de la Constitución (por todas: STC núm. 213/1996, de 19 de diciembre).

Miguel Fernandez Benavides
Abogado