EL TRIBUNAL SUPREMO DA LA RAZÓN A HAY DERECHO Y ANULA EL NOMBRAMIENTO DE MAGDALENA VALERIO COMO PRESIDENTA DEL CONSEJO DE ESTADO

 

Madrid, a 30 de noviembre de 2023- El Tribunal Supremo ha estimado el recurso que presentó la Fundación Hay Derecho contra el nombramiento de Magdalena Valerio como Presidenta del Consejo de Estado por no cumplir el requisito exigido legalmente de ser jurista de reconocido prestigio.

Esta resolución marca un hito por tres motivos: 

  • El Tribunal Supremo subraya la necesidad de que altos cargos públicos cumplan con los requisitos establecidos para dar validez a su nombramiento, marcando un precedente fundamental que evitará que prevalezcan motivos políticos o de intereses individuales sobre el cumplimiento de los requisitos legalmente establecidos para efectuar nombramientos de altos cargos.
  • El cumplimiento de estos requisitos es especialmente necesario en relación a los órganos de control, como el Consejo de Estado, cuya función es velar por la observancia de la Constitución y por el correcto funcionamiento de la Administración Pública y de los Servicios Públicos.
  • La Sentencia reconoce la legitimación activa a la Fundación Hay Derecho para impugnar decisiones que atentan contra los principios del Estado de derecho. Este reconocimiento fortalece la posición de Hay Derecho como una voz crucial en la sociedad civil española​​ y refuerza la utilidad de sus acciones de litigación estratégica.

En una decisión histórica, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha anulado el nombramiento de Magdalena Valerio como presidenta del Consejo de Estado, acordado mediante Real Decreto de 31 de octubre de 2022. La sentencia 1611/2023 del alto tribunal ha estimado el recurso presentado por la Fundación Hay Derecho, subrayando que Valerio no cumplía con el requisito esencial de ser “jurista de reconocido prestigio” tal como exige la Ley Orgánica del Consejo de Estado​​.

Este triunfo judicial es un hito para Hay Derecho en su lucha constante por el buen funcionamiento institucional y contra la corrupción. “La sentencia deja claro que los nombramientos discrecionales realizados por el Gobierno también deben cumplir los requisitos legales. No se puede nombrar presidenta del Consejo de Estado a quien no cumple los requisitos exigidos por la ley.” explicó Elisa de la Nuez, secretaria general de la Fundación​​. 

A pesar de la notoria carrera de Valerio en el ámbito político y su experiencia en asuntos de Estado, el Tribunal Supremo ha dejado claro que estas cualidades no son suficientes para ser considerada una jurista de reconocido prestigio. Este fallo subraya la necesidad de una estima pública en la comunidad jurídica, algo que no se deducía del currículum de Valerio​​.

El Consejo de Estado es un órgano de contrapeso en nuestro sistema constitucional. Emite dictámenes sobre consultas formuladas por el Gobierno con el objetivo de velar por el cumplimiento de la Constitución y el resto del Ordenamiento Jurídico, así como el correcto funcionamiento de la Administración Pública y los servicios públicos. Es precisamente en estos órganos, en los que el respeto al Estado de derecho ha de ser ejemplar para que sus decisiones puedan ser consideradas coherentes y, sobre todo, para no poner en peligro la confianza de la ciudadanía en el sistema en general.

La decisión aborda la cuestión de la legitimación activa de la Fundación para impugnar esta decisión. La sentencia descarta la posición contraria de la Abogacía del Estado y reconoce el interés legítimo de la Fundación Hay Derecho. El alto tribunal reconoce una tendencia hacia un entendimiento menos rígido del interés legítimo necesario para fundamentar la legitimación activa, lo que abre la puerta a que se acabe con la impunidad de decisiones arbitrarias, al reconocerse el interés de organizaciones, como Hay Derecho, de defender el Estado de derecho y el buen funcionamiento institucional a través de acciones de litigio estratégico.

La Fundación Hay Derecho es presentada en la sentencia como una entidad legítima, independiente y comprometida con la promoción del Estado de Derecho, distanciando de cualquier asociación con partidos políticos o estructuras partidistas. En las propias palabras de la sentencia: la Fundación Hay Derecho no es una pantalla instrumental creada para litigar, sino una entidad que se ha hecho un lugar propio en el conjunto de formaciones de la sociedad civil española que persiguen finalidades de claro interés público o social.

Este reconocimiento fortalece la posición de la Hay Derecho como una voz crucial en la sociedad civil española​​.“Esta sentencia no solo es una victoria para Hay Derecho, sino para todos los ciudadanos que quieren que las instituciones funcionen bien y al servicio del interés general. Seguiremos vigilantes gobierne quien gobierne”, recalca Safira Cantos, directora general de Hay Derecho.

Accede a la sentencia en PDF aquí.

 

Para entrevistas y más información: 

José Luis Ros / 634440953

comunicacion@hayderecho.com  o 641018975 (sede)